Reclamaciones de accidentes en Madrid: ¿por qué es necesario un abogado con experiencia en la materia?

Comment

Accidentes de Tráfico

Reclamaciones de accidentes en Madrid

abogados accidentes de trafico madridLos accidentes pueden ocurrir en cualquier ciudad o municipio, pero lo cierto es que son ciudades grandes las que propician que ocurran muchos y muy variados tipos. Y es precisamente por esa variedad por lo que se hace necesario contar con los profesionales adecuados y experimentados que sean capaces de defender los derechos del accidentado así como llevar a buen puerto cualquier procedimiento que pudiera conllevar, en este caso, todo tipo de reclamaciones de accidentes en Madrid.

Sin perjuicio del caso que expondré a continuación y del que me ocupé en mi despacho, lo cierto es que las directrices y criterios que en este artículo se pueden observar, así como la necesidad de contar con el abogado adecuado, son aplicables, sin óbice de las particularidades que puedan darse en cada momento, a todo tipo de accidentes, ya sea, por ejemplo, en el caso de reclamaciones por accidentes de tráfico o, como en el caso que se expondrá, accidentes provocados por al mal estado de la calzada.

Para que el lector pueda tomar conciencia de su importancia y ciñéndonos a los dos años anteriores al presente, todavía no cerrado, fueron tramitados en mi despacho 62 expedientes como consecuencia de diversos accidentes ocurridos en la Capital de los que 22 asuntos se corresponden con indemnizaciones por accidentes de tráfico en 2012, otros 25 asuntos con indemnizaciones por accidentes de tráfico en 2013 y otros 10 con indemnizaciones por accidente laboral.

Los 5 asuntos restantes estaban integrados por accidentes que no pertenecían a ninguna de las categorías anteriores y es, precisamente, en ellas donde quiero destacar la importancia de un abogado con experiencia demostrable y demostrada en la materia ya que, solo así, es posible la adecuada defensa de sus derechos.

Caso de accidente por mal estado de la calzada.

Uno de esos asuntos restantes a los que me refería y que me interesa destacar fue el de Mercedes H. N. quien acudió a mi despacho en noviembre del año pasado junto con su hijo, Felipe P.H. debido a que ella había sufrido un accidente en una céntrica calle al tropezar con unas baldosas en mal estado mientras caminaba en dirección a su domicilio.

abogados accidentes de trafico madrid

Motivado por el tropezón con las baldosas en mal estado Mercedes H. N., de 78 años de edad, cayó sobre su costado derecho sufriendo una fractura del húmero a la altura del hombro derecho siendo necesaria en ese momento la intervención de una unidad del SAMUR quien efectuó el reconocimiento pertinente de la accidentada en el lugar de la caída y emitió el correspondiente parte de asistencia sanitaria, amén de trasladar a Mercedes H. N. al hospital a fin de realizar exámenes más exhaustivos.

Como consecuencia de las lesiones sufridas, Mercedes H. N había sido sometida cuando acudió a mi despacho a dos operaciones quirúrgicas de hombro, la primera lo que se conoce técnicamente como “reducción abierta y osteosíntesis con placa Philos” y la segunda, como consecuencia de la necrosis de parte del hueso dañado y que no pudo ser reparado con la primera operación, en la que le fue implantada una prótesis total de hombro tipo invertido Delta Extend.

Mis clientes, madre e hijo, tenían una vaga idea de que era posible reclamar cuando el accidente se debía al mal estado de la calzada y su falta de necesarias reparaciones, pero no fue sino la existencia por parte de otro cliente mío satisfecho con la gestión de un anterior procedimiento y que era amigo de la familia, lo que provocó que acudieran a mi despacho en busca del asesoramiento adecuado. Mucho le han de agradecer a su amigo porque a punto estuvieron de sobrepasar los plazos fijados legalmente para reclamar en casos como éste.

Asesoramiento legal y calendario de actuaciones.

Es el Código Civil español el que establece que la acción para reclamar daños y perjuicios sufridos prescribe al año de producido el hecho. Si bien es cierto que, dependiendo de las lesiones, puede atenderse al momento final de la curación o estabilidad en éstas, para extender el plazo para el ejercicio de la acción, es igualmente cierto que no se debe jugar por norma con dichos plazos. El momento de estabilidad de las lesiones o curación de éstas puede ser subjetivo y depender de muchos factores pudiendo ser apreciado de manera muy diferente por parte de nuestros Tribunales por lo que no debe arriesgarse la viabilidad de la acción por extender, sin más, el plazo para reclamar.

También ha de tenerse en cuenta que los mencionados plazos nos sirven cualquiera que sea el tipo de accidente aplicándose por ejemplo y de manera más habitual, cuando de indemnizaciones por reclamación de accidentes de tráfico se trata. En el caso de Mercedes H. N me encontraba con que faltaban dos meses para el transcurso de plazo por lo que no había tiempo que perder a la hora de iniciar los trámites pertinentes.

En un primer momento traté de dejar claro a Mercedes H. N. que su reclamación era conforme a Derecho. Es la propia Constitución española en su artículo 106 la que proclama el principio de responsabilidad patrimonial de la Administración y es en la actualidad la Ley 30/92 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de Procedimiento Administrativo Común y el posterior Decreto 429/93 de 26 de marzo, los que establecen el régimen aplicable en la práctica a este tipo de casos.

Pruebas fundamentales para las reclamaciones de accidentes en Madrid

Acto seguido solicité la documentación que me permitiría fundamentar las pretensiones de Mercedes H. N., esto es, en primer lugar la copia del informe sanitario llevado a cabo por el SAMUR; en segundo lugar el atestado de la policía municipal si es que habían comparecido en el momento del accidente, ya que en ocasiones, suele ser un viandante quien les avisa con independencia de los servicios médicos y, por suerte en este caso, así había sido.

En tercer lugar, si contábamos con algún testigo de los hechos. Una joven, María A. P. había visto la caída de mi cliente y se había ofrecido a facilitar el teléfono al hijo de la accidentada a fin de poder contactarla cuando ello fuera necesario. Por mi experiencia en otros casos me puse en contacto con la mencionada testigo a fin de que firmara una declaración jurada respecto de los hechos presenciados. El abogado experto no solo alcanza los objetivos previstos sino que ahorra tiempo, dinero y esfuerzo.

En cuarto lugar, se traba de ver si contábamos con fotos del lugar del accidente y comprobé, lo cual no suele ser habitual en estos casos, que el hijo de Mercedes H. N. había hecho fotos con su smartphone de las baldosas levantadas.

Por último le solicité a Mercedes H. N. copia del historial médico en el que constaban, no solamente las dos operaciones de hombro que había sufrido sino también los días de hospitalización en ambos casos así como los periodos de rehabilitación. Todo ello a efectos de poder valorar económicamente la cuantía de la indemnización a solicitar.

Con todo ello dirigí escrito al Excelentísimo Ayuntamiento, en el que, exponiendo los hechos ocurridos, valoraba las lesiones de Mercedes H. N., ponía de manifiesto la responsabilidad del Ayuntamiento y reclamaba la indemnización pertinente.

Se inicia el procedimiento bajo la tutela de un profesional experto.

Nuestro Derecho exige antes de interponer en este caso una demanda judicial contra el Ayuntamiento que se presente a éste dirigido, escrito exponiendo los hechos y solicitando el resarcimiento, puesto que en el caso de que ello se produzca ahí finaliza el procedimiento. Incluso presuponiendo que el Ayuntamiento no va ha hacernos caso en la reclamación, este escrito ha de hacerse por abogado experimentado porque no es sino lo expuesto en él y no otra cosa añadida lo que podrá reclamarse si es necesaria la vía judicial.

Según Resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones por la que se aprueba el baremo aplicable a los accidentes las cantidades reclamadas quedaban de la siguiente manera: 4 días de estancia hospitalaria, 286,72 €; 38 días impeditivos, 2.219,68 €; 274 días no impeditivos, 8.517,53 €. Todo ello arrojaba la cantidad de 11.023,83 €.

La resolución emitida por el Ayuntamiento consideraba que no existía relación de causalidad entre la calzada en mal estado y las lesiones ocasionadas procediendo a denegar lo solicitado. Solo mi visión experta fue capaz de ver las debilidades manifestadas en la mencionada resolución denegatoria, a pesar de serlo y mi consejo a Mercedes H. N. no fue otro que interponer la demanda antes los Juzgados contencioso-administrativos.

Proceso judicial y resolución favorable.

Ni qué decir tiene que si ya en fases anteriores a la judicial es innegable la necesidad de contar con el abogado conocedor en la materia en dicha fase se convierte en imprescindible porque solo alguien con mi experiencia puede iniciar con garantías un procedimiento ante la instancia judicial pertinente.

abogados accidentes de trafico madrid

La vista fue señalada para unos meses después, concretamente en septiembre de este año 2014 y a ella acudió como representante de la Administración, el Letrado del Ayuntamiento. Baste decir que los fundamentos expuestos por éste se basaban, en primer lugar, en que las lesiones no eran consecuencia del accidente y que de ser así no existía obligación del Ayuntamiento de resarcir nada cuando no es posible reparar todos y cada uno de los daños ocasionados en las calzadas.

Solo puedo decir que la adecuada preparación del asunto hasta ese momento, por un lado y, por otro lado, la adecuada defensa en Sala de mis argumentos, apoyados en las pruebas aportadas hicieron el resto. Los argumentos de contrario se vieron empequeñecidos y el proceso quedó visto para Sentencia.

La sentencia fue dictada el 15 de octubre y en ella fue admitida íntegramente la pretensión de Mercedes H. N. procediendo a condenar al Ayuntamiento a pagar como indemnización 11.023,83 €. Sin mi experiencia en reclamaciones de accidentes de tráfico en Madrid nunca se habría llegado a ese resultado impidiendo sin duda a Mercedes H. N la reclamación legítima de sus derechos.

abogados accidentes de trafico madrid

Francisco Fernandez

Francisco Fernández está licenciado en Derecho, contando con experiencia de más de 10 años en el ejercicio de la profesión. Se ha especializado en Responsabilidad Penal y Civil derivada de accidentes de circulación y en delitos cometidos contra la seguridad vial y del tráfico.
abogados accidentes de trafico madrid

(Servimos también a poblaciones como: Fuenlabrada, Las  Rozas,  Coslada, Móstoles, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.